Todos nuestros lineamientos, filosofía, practica física y métodos de enseñanza/aprendizaje, están basados en el trabajo rigurosamente científico y disciplinado de la JKA-WF. A continuación citamos algunos de estos aspectos, traducidos desde su sitio web. o de su Respresentante para Colombia, JKA-Colombia.

El Camino del Balance

Como JKA , nos enfocamos en la forma apropiada y en el balance de cada Kihon o técnica básica. A través de un extensivo entrenamiento, nuestros instructores han estudiado rigurosamente, analizado científicamente y separado cada movimiento individual de Katas, y desarrollado un grupo de técnicas de kion que no tienen rival.

Usando estos kihones, el karate de la JKA ha refinado las katas para ser más aplicables al Kumite. Esto aprovecha la experiencia acumulada a través de de la retroalimentación que nos entrega el kumite para perfeccionamiento de kata y kihon en el futuro. De esta forma, kion, kata y kumite forman una trinidad inseparable dentro del karate de la JKA. A través de la constante repetición de estas técnicas. El cuerpo y mente aprenden a moverse e interactuar naturalmente y sin esfuerzo. El karate de la JKA es el camino del balance.

Forjando una mente karateka

Nuestro Karate no es un juego de puntos, una clase aeróbica o un show de demostración. Es un arte marcial y un estilo de vida enfocado en fortalecer un espíritu pacífico, que enfrentado a lo inevitable, pueda resolver con la prudencia y contundencia de un simple golpe.

Tal capacidad requiere fuerza, velocidad, enfoque y control. Estos aspectos físicos sólo son parte de la práctica. Son únicamente el vehículo, pero no el viaje en sí.

El verdadero karate está basado en el Bushido. En el verdadero akrate, cuerpo, mente y espíritu ( la totalidad de la persona) debe ser desarrollada simultáneamente. A través del kion, kumite y kata aprendemos a controlar nuestros movimientos. Pero más importante aprendemos a renunciar al control también. Podemos ejecutar nuestras técnicas sin estar pensando en ellas, y conservar el enfoque sin necesidad de concentrarse en alguna parte o movimiento. En esencia, el cuerpo recuerda cómo moverse y la mente recuerda cómo aquietarse.

Esta harmoniosa unidad de mente y cuerpo es intensamente poderosa. Incluso una gran fuerza física o habilidad, no se comparan con el poder de esta integridad.

El resultado es un karate verdadero, natural, que acciona sin esfuerzo, y la confianza, humildad, apertura y paz, que sólo es posible a través de la perfecta unidad entre mente y cuerpo. Este es el centro de las enseñanzas Zen, la base del Bushido, y de la filosofía del karate de la JKA.

Clase demostración karate

Suscríbete sin costo a una clase de demistrasión sin costo ni compromiso.