Mantener la motivación de los niños en cualquier actividad que inicien es una tarea importante que los padres deben cumplir, esto se logra enseñándoles la responsabilidad de finalizar lo que inician y de mantener los compromisos adquiridos.

Una de las claves para esto, es permitir que los hijos disfruten completamente lo que están haciendo, ya sean clases de piano o karate. Es indispensable evitar la presión excesiva que algunos padres ejercen al querer ver a sus hijos participar en las olimpiadas, es algo que muchos padres hacen inconscientemente queriendo cumplir los sueños que ellos mismos tenían cuando eran niños.

Aunque parezca contradictorio, las afirmaciones aparentemente motivantes como “eres un campeón”, o las afirmaciones para lograr mejores resultados como “esfuérzate un poco más”, no son las más adecuadas para mantener la motivación; por el contrario, “diviértete”, “Te amo” o sencillamente “estoy orgulloso de ti” al finalizar la clase, pueden mantener el interés y las ganas de los niños para volver la siguiente clase.

En karate, los cinturones, diplomas y medallas deben ser algo que se adquiere naturalmente con la práctica y no el objetivo principal para ir a entrenar, por esto, para nosotros como instructores de Jishin Dojo, es muy importante que los niños siempre se estén divirtiendo y que puedan ser corregidos en el momento que lo necesiten para que el entrenamiento sea una experiencia significativa en su aprendizaje para la vida, y a los padres, con quienes estamos muy agradecidos por su constante apoyo, les pedimos mantener el ánimo de sus hijos arriba para que ellos encuentren en el hogar la motivación para cumplir sus objetivos.

Basado en: http://www.karatebyjesse.com/how-to-be-good-karate-parent-secret/